No existía una jornada que sea más especial que el 4 de agosto para una combinación extraordinariamente emocionante como la que se vivió en la filial Avellaneda.

El bautismo del edificio en nombre de su (nuestro) histórico dirigente; el sorteo de los premios por el Día del Panadero con compañeros de los diferentes establecimientos panaderiles; y el descubrimiento del busto del querido Cro. Abel Norberto Frutos en salón del gremio. Todo lo antes mencionado amalgamó una jornada sensiblemente especial en el Soepa.

Abrazos, felicidades y Feliz Día del Panadero a toda la comisión directiva de la filial Avellaneda y a los afiliados y trabajadores/as del distrito.

Galería de Imágenes

No hay comentarios

Dejar respuesta