FAUPPA estuvo presente en la Semana Social, en Mar del Plata

0
747

Como ya es una tradición, en la ciudad balnearia de Mar del Plata para ser protagonista en la Semana Social, que desarrolla la Comisión Episcopal de la Pastoral.

Abel Frutos, junto a la comisión directiva de Panaderos, estuvo en la ciudad de Mar del Plata para participar de la Semana Social, evento tradicional que desarrolla la Iglesia. «Fue un fin de semana de mucha conciencia, en el que no solo los trabajadores fuimos actores fundamentales, sino que también la Iglesia y el Gobierno», expresó Frutos.

Mensaje y conclusión final de la Pastoral Social:

Nuestra intención ha sido promover un espacio de diálogo para crecer en la amistad social, reconociendo que es más lo que nos une que lo que nos divide.

A lo largo de los tres días, en el marco de un encuentro fraterno, participaron representantes del ámbito sindical, entidades empresarias, movimientos populares, delegados de diversas pastorales nacionales, equipos diocesanos y dirigentes políticos y de las organizaciones de la sociedad civil. Asimismo, durante el primer día, se realizó el encuentro de jóvenes del Programa Nuevos Dirigentes.

Hemos reflexionado sobre varias cuestiones vinculadas al cuidado de la creación, y en las mesas de trabajo se abordaron los siguientes temas: tratamiento de los residuos, energías renovables, agroquímicos, agua y minería.

El Papa Francisco con insistencia nos impulsa a buscar nuevos estilos de desarrollo que sean amigables con el ambiente y solidario con los pobres. Es fundamental promover un cambio de paradigma y de mentalidad. Sabemos que estamos atravesando una grave crisis socio ambiental, que impacta especialmente en los pobres. Nos hemos adentrado en las iluminadoras enseñanzas de la Encíclica Laudato Si’.

El trabajo volvió a ocupar un lugar importante en varios paneles. Tuvo eco en nuestros corazones la angustia que atraviesan familias de desocupados o subempleados. Tuvimos también en cuenta a quienes no tienen seguridad social ni un trabajo debidamente registrado.

Se destacó en varias oportunidades la importancia del diálogo y la cultura del encuentro como caminos para lograr el clima necesario para alcanzar los consensos que permitan encontrar las soluciones anheladas.

La Argentina es el lugar que amamos, este es el pueblo al que pertenecemos. Aquí queremos vivir, crecer y soñar en nuestra casa común. Para ello es necesario ponernos la Patria al hombro. Comprometiéndonos cada uno desde el lugar que estamos, globalizando la solidaridad.

Con confianza llevamos al corazón de la Virgen de Luján los dolores y esperanzas de todo nuestro Pueblo.

No hay comentarios

Dejar respuesta